cyclamenPlantación

 

Estamos en un momento idóneo para plantar rosales, árboles y arbustos caducifolios. Desentierra eventualmente las vivaces, divídelas y vuelve a cultivar las partes más jóvenes (exteriores). En los arriates de flores situaremos las vivaces recién adquiridas. El suelo ahora todavía está caliente, por lo que se forman con rapidez nuevas raíces. De este modo los ejemplares estarán bien arraigados antes de que llegue el invierno.

 

Antes de proceder con las plantas de contenedor, introduce el cepellón en un cubo de agua hasta que esté saturado. Eso sí, no cultives nunca en un suelo demasiado mojado. Respecto a los tubérculos de floración primaveral, aparte del modo de plantar conocido en todas partes mediante distancias fijas, que es como se cultivan habitualmente tulipanes, narcisos y jacintos, puedes ubicar los bulbos de una manera, digamos, natural. Espárcelos arbitrariamente y planta allí donde hayan caído.

 

Proporciona color al parterre sembrando, por ejemplo, coles ornamentales, violetas resistentes a las heladas y arbustos bacíferos; así el jardín seguirá teniendo bonitas gamas cromáticas durante el invierno. Las trepadoras, las coníferas y los arbustos de hoja perenne pueden (tras)plantarse este mes.

 

Cortaremos en forma de círculo las raíces del cepellón de los arbustos, árboles y coníferas de mayor tamaño que deseemos trasplantar la próxima temporada. Esparciremos después polvo de turba en la zanja que se haya formado

 

Cuidado del césped

 

El final del verano es la época apropiada para dar al césped una ‘limpieza a fondo’ o para crear un césped nuevo. Eliminaremos las partes feas cortando ampliamente los tepes; después se puede volver a sembrar estos lugares.

Hay que segar una vez a la semana y, en caso de sequía persistente, regar con regularidad.

 

Antes de que llegue el invierno, abona por última vez: así tendrás el césped muy verde. Después es posible volver a sembrar. Para aquellas partes donde el musgo es muy persistente, lo mejor es comprar semillas de césped especiales para la sombra.

 

En el huerto

 

Es buen momento para desenterrar el cebollino, el perejil y otras aromáticas sensibles a las heladas; ponlas en una maceta en la cocina. Así seguirás teniendo a mano deliciosas hierbas frescas durante todo el invierno.

 

Si a finales de septiembre los tomates y las calabazas grandes todavía no están maduros, mételos también en casa.

 

Es tiempo de cultivar diversos frutales. También en un jardín urbano pequeño quedan bien los árboles a espaldera a lo largo de una valla o pared del parterre, y además ocupan poco espacio. Deja que los frutales de crecimiento bajo crezcan en forma de ‘cable’. Cultiva columnitas estrechas de fruta, con una larga rama principal y, a lo largo de ella, un número de ramitas laterales cortas (no más largas de 30 cm).

 

Plantando diversas variedades de fruta a una distancia intermedia de 50 cm obtendrás una separación de lo más apetitosa y original. En las regiones con un clima templado, se pueden plantar incluso melocotoneros, albaricoqueros y vides contra una pared orientada al sur.

 

Después de la última cosecha de frambuesas, corta inmediatamente los tallos que hayan llevado frutos a ras del suelo. Esto facilita el desarrollo de los nuevos brotes basales. Desde mediados de septiembre también se recolectan las zarzamoras.

 

Quita el mayor número posible de hojas alrededor de los racimos de uva de la vid, ya que el sol hará que los racimos estén más llenos y el fruto más sabroso. Las uvas destinadas al consumo directo se pueden escombrar ahora. No esperes mucho para hacerlo, pues los frutos que estén demasiado cerca uno de otro se pudrirán más rápido. Con ayuda de una tijerita puntiaguda puedes cortar las uvas enfermas o las que sobren.

 

Dentro de casa

 

Los ramos de flores del propio jardín permanecen más tiempo bonitos cuando los colocas en el agua de la manera adecuada. En las rosas se hace un corte sesgado. Los tallos del astilbe y de la dalia se sumergen un momento en agua caliente. El euforbio (Euphorbia) se mantiene más tiempo si los cortes se introducen un instante en agua hirviendo.

 

El mejor momento para cortar las flores es por la mañana temprano. Después, colócalas primero en un cubo, envueltas en papel de periódico. Las peonías y las azucenas se cortan cuando hayan echado botones. En el caso de las dalias y la rudbeckia purpúrea, han de estar primero completamente abiertas. Nunca coloques un ramo de flores cerca de una fuente con fruta que está madurando, ya que el etileno que se libera provoca la caída de los capullos y marchitamiento.

 

No sólo puedes comenzar con la plantación de tubérculos, también resulta entretenido adelantar la floración dentro de casa. Si ya en diciembre quieres tener bulbos florecientes en casa, debes plantar tulipanes y jacintos de tal manera que la punta del tubérculo justo no sobresalga de la tierra en la maceta o fuente. Los crocus tienen que estar unos centímetros por debajo de la tierra, y los narcisos unos centímetros por encima. Coloca las macetas o fuentes en un lugar oscuro y fresco (alrededor de 12° C). Después de aproximadamente ocho semanas, la mayoría de los bulbos habrá formado brote.